Disfuncion erectil
Medicamentos Baratos
Productos de alta
calidad solamente!
Mejor
precio
Lunes-Viernes 09:00 - 17:00
Teléfono:
Llamadas Internacionales:

Cómo afrontar y vencer la disfunción eréctil en pareja

Para muchos hombres, conseguir que su pene responda en el momento adecuado, es simplemente misión imposible. Muchas son las condiciones adversas que impiden al soldadito ponerse firme: el estrés en el trabajo, las tensiones de la vida diaria, problemas de liquidez doméstica, incomunicación con la pareja, sentimientos de culpa, baja autoestima… o simplemente sueño o cansancio.

El momento de la verdad

La creencia popular de que el “hombre siempre está dispuesto” no es más que una falacia cuando hay que enfrentarse a la cruda realidad. El miembro masculino es altamente sensible a los estados anímicos. Si has tenido un mal día en el despacho, los problemas financieros te acucian, te sientes culpable por haber sido infiel, o tu jefe te ha echado la bronca, parece difícil evadirte de todo ello y cambiar el chip para disfrutar del sexo con alegría en tu pareja.

En principio, podríamos presuponer que la disfunción eréctil está provocada por motivos físicos asociados principalmente a la edad, pero a la vista de los casos que acabamos de exponer, está claro que no es así.  Los hombres que comienzan a tener problemas de erección son cada vez más jóvenes, y las causas que los llevan al sexólogo son principalmente de carácter psíquico.

Miedo a la penetración: el denominador común

Culturalmente, los hombres se han educado en la creencia de que sexo es sinónimo de coito y los que no pueden satisfacer a sus parejas a través de la penetración, no tienen hombría. Esta creencia también es compartida por muchísimas mujeres, que imaginan al hombre en la cama como un auténtico macho alfa, capaz de proezas inagotables. 

Artículo relacionado: Comprar Levitra Genérico de bayer en España y sus efectos secundarios

En muchas ocasiones, estas altísimas expectativas por parte de la pareja (que a veces solo están en la cabeza del hombre), suponen una increíble presión, una sensación de pánico por no estar a la altura. Este miedo a fallar anula la excitación sexual, haciendo que el pene se venga abajo, llevándose por delante la confianza del hombre y las ganas de la mujer.

Un problema que afecta a los dos

Las consecuencias de la disfunción eréctil afectan a ambos integrantes de la pareja. El temor a no conseguir que el pene consiga la suficiente firmeza para penetrar, hace que la ansiedad se incremente y la estimulación erótica quede anulada. El hombre desvía toda su concentración a su propio pene y olvida a su pareja. Esta ansiedad hace que las probabilidades de conseguir la ansiada erección se vayan al traste.

La consecuencia secundaria de la mala experiencia anterior, es que el hombre se preocupe de no volver a ser capaz de ponerse erecto. Hay altas probabilidades de que en el siguiente intento, se sienta tan nervioso y presionado que vuelva a fracasar. Esto crea un círculo vicioso en el que el temor retroalimenta la dificultad de erección y viceversa.

En estas situaciones, los hombres suelen buscar “culpables”. Muchos de ellos afirman que, en el momento de mayor excitación, tienen que hacer una pausa para colocarse el condón, con lo cual, “se corta el rollo”. Sin embargo, el problema no suele ser el preservativo sino la sensación de que el hecho de ponérselo supone la rampa de salida para satisfacer a su pareja.

Un problema, una solución: afrontarlo juntos es el primer paso

Todo este cúmulo de cosas repercute negativamente en la pareja, ya que el el sexo podría convertirse en algo que ocasiona un gran estrés, y que se sufre en lugar de disfrutar. Nuevamente se entra en el círculo vicioso de las falsas interpretaciones: el hombre siente enfado e impotencia por no poder satisfacer a su pareja, y ésta a su vez siente que la falta de erección se debe a que su hombre ya no la encuentra atractiva. Si cada vez que se intente tener sexo, el hombre rehúsa (por el miedo a fracasar), ella confirmará sus sospechas. La pescadilla que se muerde la cola.

Artículo relacionado: Comprar Kamagra Oral Jelly de 100 mg online sin receta

Así las cosas, es altamente probable que el hombre no se resigne a pensar que no es capaz de tener una erección, e intentará comprobar si su problema aparece solamente con una mujer en concreto. Con una pareja sexual, nueva y desconocida, no tendrá que demostrar nada, se sentirá relajado y seguramente consiga la erección. Eso le llevará a pensar que ya no se siente atraído por su pareja habitual.

Consejos para superar unidos la DE  

  • Hablar del problema con toda franqueza y honestidad. 
  • Dar un giro alternativo a los encuentros sexuales. En el sexo no todo es el coito con penetración. Hay muchas alternativas igualmente placenteras e incluso mucho más divertidas para alcanzar el orgasmo: sexo oral, masturbación mutua, dildos sexuales, masajes eróticos, juegos de rol, pelis porno, etc. ¡Imaginación al poder!
  • Desechar pensamientos negativos. Estar continuamente pensando que no tiene solución, no solo es falso sino que incrementa el sentimiento de ansiedad y agudiza el problema.
  • Alimentar las demostraciones íntimas con la pareja: Los mimos, besos y caricias son la esencia de la convivencia. También la libertad de decir, “hoy me apetece y hoy no”.

Y mientras esperas que vuelva la inspiración…

La masturbación es la mejor manera de mantener el mecanismo engrasado y de practicar hasta que regresen las musas.



Usamos cookies para mejorar su experiencia. Al continuar visitando nuestro sitio, usted acepta el uso de nuestras cookies.

¡Lo tengo!