Disfuncion erectil
Medicamentos Baratos
Productos de alta
calidad solamente!
Mejor
precio
Lunes-Viernes 09:00 - 17:00
Teléfono:
Llamadas Internacionales:

Causas y consecuencias psicológicas de la disfunción eréctil

El rol tradicional que la sociedad otorga al hombre en el plano sexual, es el de un auténtico macho-man, con prestaciones ilimitadas en la cama que van desde el salto del tigre hasta todo tipo de trucos, malabarismos y recursos suficientes para satisfacer a sus parejas. Sin embargo, la mayoría de las veces los roles preestablecidos no se sustentan. Hoy en día, el machismo y todo lo que implica, es algo obsoleto y la mujer ya no se resigna a ser la sumisa que todo lo acepta sin rechistar.

El miedo y la inseguridad, principales factores psicológicos

A medida que la mujer se vuelve más exigente, el hombre se ve obligado a “estar a la altura” de las circunstancias. Este alto nivel de exigencia puede desencadenar un desorden de tipo psicológico que a su vez podría desembocar en disfunción eréctil. Pero hay mucho más.

¿En qué consisten los problemas de erección de origen psicológicos?

Las consultas sobre disfunción eréctil psicógena son ciertamente habituales en los gabinetes sexológicos. Ni que decir tiene que no hace falta explicar que hay una inmensa cantidad de productos de farmacia para aliviar el problema, aunque por desgracia el porcentaje de éxito no siempre es tan elevado como debería.

¿Por qué a mí? Uno de los factores que más preocupan e incluso atormentan a los hombres que padecen DE, es buscar los motivos que originan el problema para intentar erradicarlos de un plumazo. Si se trata de un trastorno orgánico, la solución estaría en buscar la medicina adecuada. Pero, ¿qué ocurre cuando el problema es de orden mental?

Artículo relacionado: Comprar Viagra genérico en una farmacia online sin receta

La primera cuestión adversa que se plantea al abordar el tema es la incomodidad que siente el hombre al contar lo que le pasa. En este sentido, las mujeres suelen ser más desinhibidas y tratan sus temas ginecológicos con mayor naturalidad. Debido a su naturaleza más reservada, los hombres sienten timidez al hablar del asunto de la falta de erección. Y ese es precisamente, el “quid de la cuestión”. Hablar con total claridad.

¿Soy menos hombre si tengo problemas de erección?

La sociedad patriarcal en la que vivimos se ha encargado de crear a través de los siglos una serie de mitos y leyendas que ensalzan la virilidad del macho como una cualidad casi sobrenatural. Los héroes de leyenda siempre han aparecido como hombres poderosos, de enorme sex appeal, inmensamente viriles e inmunes a la debilidad, al fracaso y al desaliento. 

Ante este panorama completamente surrealista, los hombres que padecen problemas de erección se sienten devaluados frente al prototipo del macho vigoroso que hipotéticamente debería ser para cumplir su rol. Los sentimientos negativos se van acumulando, haciendo que el tema se convierta en una obsesión que solo aumenta la sensación de inseguridad.

Con la inseguridad llega el “gatillazo”

El problema se suele magnificar ante el primer “gatillazo”. Lo que en principio solo sería algo anecdótico y pasajero, se puede llegar a convertir en un problema de dimensiones colosales si el hombre termina por asumir que es poco varonil.

Las causas de los famosos “gatillazos” pueden deberse a muy diferentes motivos, entre ellos, cansancio o incomodidad, que nada tienen que ver con la falta de potencia.

Las causas psicológicas pueden afectar negativamente al deseo sexual

Del varón se espera que rinda en la cama como un auténtico semental. Sin embargo, no siempre es posible estar al máximo nivel, ya que algunos factores externos, como las preocupaciones, la tristeza por la muerte de un ser querido, o los problemas económicos, pueden ser un hándicap para dar rienda suelta a la pasión.

Artículo relacionado: Comprar Cialis original en España online sin receta y a buen precio

Para mantener una sexualidad sana, resulta fundamental tener una buena autoestima. La confianza en sí mismo ayuda al varón a sentirse seguro y a disfrutar de las relaciones sexuales de forma plena y satisfactoria.

Cómo vencer la disfunción eréctil psicológica

La mayor equivocación que se puede cometer es silenciar el problema. Compatirlo con otras personas, hablar con total confianza con la pareja y acudir a un especialista en salud mental es la vía más rápida y sencilla de abordar y solucionar el problema.

La confianza en la pareja es indispensable para una vida sexual en común, positiva y saludable. La falta de comunicación levanta muros entre la pareja y agrava problemas como el de la disfunción eréctil. Ante los primeros síntomas, lo más idóneo es pararse a pensar en los motivos, y si es necesario, recurrir a la ayuda especializada.